El huracán Irma llega al mercado LED

El huracán Irma llega al mercado LED

El huracán Irma llega al mercado LED

Hace un mes os contábamos cómo estaba afectando la subida del precio del Aluminio y la perdida de fuerza del USD en la producción de iluminación LED.

Desde Europa, hemos dejado pasar el verano, esperando que la tormenta amainase, tal y como nuestros amigos de la Florida esperaban que el devastador huracán Irma cambiase de trayectoria y no destrozara sus hogares y forma de vida.

Pues bien, los peores augurios se han confirmado.

Durante el mes de septiembre, el aluminio aumentó ocho puntos respecto a la lectura del mes pasado, alcanzando su mayor valor desde septiembre de 2014, rompiendo un techo que antes se creía que no podía romper; y el cambio de USD a CNY ha seguido cayendo de 6,6636 USD a 6,45714 un 3,1% menos.

Es decir, y como explicábamos en el anterior post, la misma cantidad de aluminio nos cuesta hoy más dinero y al exportar desde China al resto del mundo, y cobrar en USD y pagar en CNY dentro de China, cada USD que cobramos nos deja menos beneficio… Incluso pérdidas en muchos casos.

Ante esta situación, ¿cómo están reaccionando los fabricantes?

Nos encontramos 3 tipos de comportamiento.

  1. Fábricas que siguen bajando precio

Aunque parezca mentira, miles de fábricas (e intermediarios) de iluminación LED en China siguen bajando precio.
Esto se debe a que fabrican productos de una muy baja calidad, producto con componentes falsificados, carcasas que no disipan el calor, a un precio que parece barato pero que realmente es caro (para su calidad real), con unos márgenes suficientemente amplios para poder soportar, de momento, la subida del precio del Aluminio y bajada del USD.

El problema de esta estrategia, como ya sabemos, es que inunda el mercado de producto de muy baja calidad. Producto que falla en el cliente de una forma muy rápida.

  1. Fábricas que empiezan a subir preciosMiles de fábricas ya han comenzado a notificar a sus clientes que la subida de las materias primas y la devaluación del USD les obliga a incrementar sus precios de venta entre un 5% y un 10%. Esto se verá reflejado en los precios del producto que llegue a Europa en los próximos meses del año.
  2. Fábricas que mantienen precios 

Sin perder dinero, esto solo es posible habiéndose anticipado a este movimiento del mercado y haber invertido lo suficiente en I+D hace meses, para poder disponer de nuevos diseños de luminarias con una menor cantidad de Aluminio, diferentes aleaciones del material y que consigan una disipación del calor mejor que con modelos anteriores (que disipaban más por cantidad y menos por calidad). Estos cambios tienen que venir certificados por laboratorios luminotécnicos independientes que proyecten, de una forma fehaciente, la vida útil de estos nuevos diseños de luminarias.

Aún así, por mucho que algunos fabricantes se hayan querido anticipar y mejorar diseños para no incrementar precios, esto no va a ser posible en todas las referencias, puesto que en algunas, el cambio de tamaño y mejora de disipación no es posible.

Parece que Irma ha llegado para quedarse, como mínimo, lo que queda de este año 2017.

Veremos como reaccionan fábricas, importadores e intermediarios.

Carlos Caballero Ramajo
CEO Ilumia

Dejar un comentario

Your email address will not be published.